10 jul. 2014

Ciudades paralelas

Enlace permanente de imagen incrustada

Esta ciudad es la misma que soñé cuando era niño.
Soñé específicamente estas calles y estos parques, con sus mismos árboles. Se podrían comparar los matices rosáceos en los cielos de aquel sueño con los mismísimos destellos que ahora veo.
Berlín es mi ciudad.
Viena es mi ciudad.
Vivo en dos ciudades paralelas. Una es el sueño de la otra.
Mi infancia es el sueño del que ahora soy.
Lo que ahora soy es el sueño del niño que fui.


Foto: Alan Mills